Feeds:
Artigos
Comentários

Archive for the ‘Confessores’ Category

El Papa Benedicto confesor. Inicia en Madrid

Una novedad en el programa de la próxima Jornada Mundial de la Juventud: el Papa administrará el sacramento del perdón. Con el Hijo de Dios “que descendió en el fondo oscuro y sucio de nuestro pecado”

por Sandro Magister

 

ROMA, 5 de julio del 2011 – La Jornada Mundial de la Juventud no es un invento de Benedicto XVI sino de su predecesor.

Pero el Papa Joseph Ratzinger le ha introducido dos novedades de gran relevancia.

La primera en Colonia, en el verano del 2005. Al final de la vigilia nocturna el Papa Benedicto se arrodilló frente a la hostia consagrada. En largo silencio. Con cientos de miles de jóvenes tocados por tal gesto de adoración.

Desde entonces, con el Papa Benedicto la adoración eucarística silenciosa ha sido una constante no sólo de las Jornadas Mundiales de la Juventud, sino también de otros encuentros masivos, como por ejemplo en el Hyde Park de Londres, el 18 de setiembre del 2010.

La segunda novedad entrará en escena recién en Madrid, la mañana del próximo 20 de agosto, en los Jardines del Buen Retiro. En la XXVI Jornada Mundial de la Juventud que se tendrá en la capital de España, el Papa administrará en público el sacramento de la confesión, durante una hora, antes de celebrar la misa en la catedral.

Para ser exactos, las confesiones son parte del programa de las Jornadas Mundiales de la Juventud a partir de su edición del 2000 en Roma, cuando el Circo Máximo se convirtió por varias horas en el más grande confesionario a cielo abierto que se recuerde.

Pero jamás hasta ahora el Papa en persona se había dedicado a confesar a los jóvenes, durante una Jornada Mundial de la Juventud.

Juan Pablo II solía descender al confesionario de la basílica de San Pedro una vez al año, el miércoles santo, por algunas horas.

Benedicto XVI ha repetido este gesto hasta ahora sólo dos veces: en dos celebraciones penitenciales con los jóvenes de la diócesis de Roma, en la basílica de San Pedro, el jueves antes del Domingo de Ramos, el 29 de marzo del 2007 y el 13 de marzo del 2008.

Pero no hay duda de que el sacramento de la confesión está al centro de su cuidado pastoral.

Ha hablado de él varias veces. Sobre todo a los sacerdotes. Para el Año Sacerdotal lanzado por el entre el 2009 y el 2010 propuso como modelo al Cura de Ars, un santo que pasaba en el confesionario cada día unas diez horas, con penitentes que acudían a él, humilde párroco rural, de toda Francia.

Para citar sólo dos de sus llamamientos, Benedicto XVI ha dedicado íntegramente al sacramento de la confesión el discurso que dirigió el 11 de marzo del 2010 a la Penitenciaría Apostólica: (mais…)

Anúncios

Read Full Post »

« É necessário voltar ao confessionário, como lugar no qual celebrar o sacramento da reconciliação, mas também como lugar onde “ habitar ” com mais frequência, para que o fi el possa encontrar misericórdia, conselho e conforto, sentir-se amado e compreendido por Deus e experimentar a presença da Misericórdia Divina, ao lado da Presença real na Eucaristia »

Com essas palavras o Santo Padre Bento XVI dirigiu-se aos confessores, durante o recente Ano Sacerdotal, indicando a importância e a consequente urgência apostólica de redescobrir o sacramento da reconciliação, como penitentes e como ministros.
Juntamente com a Celebração diária da Eucaristia, a disponibilidade para o atendimento das confi ssões sacramentais, a acolhida dos penitentes e, quando solicitado, o acompanhamento espiritual são a real medida da caridade pastoral do sacerdote e, com ela, o testemunho da alegre e correta assunção da própria identidade, redefi nida pelo sacramento da Ordem, reduzida a mera função.
 
O Sacerdote é ministro, isto é, servo e também prudente administrador da divina misericórdia. A ele é confi ada a gravíssima responsabilidade de « perdoar ou reter os pecados » (cfr. Jo. 20,23). Através dele, os fi éis podem viver – especialmente no momento atual da vida da Igreja, pela força do Espírito Santo, que é Senhor que dá a vida – a jubilosa experiência do fi lho pródigo que mesmo tendo retornado à casa do pai por interesses vis e como escravo, foi acolhido e reconstituído na própria dignidade filial.
(Fotos in periodistadigial)

Read Full Post »